Piensa mucho, habla poco, y los sabios te harán un sitio. Pensemos en la importancia del silencio, y a la vez en la importancia de la palabra.

10 may. 2012

El remolino del paisaje


El remolino de cada paisaje,
que siempre es distinto,
nos invade el cerebro y también,
por qué no,
el corazón.

Sólo entonces tomamos conciencia
de que nosotros también
somos paisaje.

13 comentarios:

  1. Me encanta fundirme con la belleza de la naturaleza...Abrazos Isis.

    ResponderEliminar
  2. Invita la imagen a volar lejos junto al ave...
    Linda toma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. por lo menos parte de él
    muy bueno
    saludos

    ResponderEliminar
  4. yY tu te pareces a este paisaje...libre, azul, remolino de sentimientos, de sonrisas y de vientos que todo lo transforman...
    Isis, que bella eres, casi tanto como tu fotografía...hay algo dentro de ti que imanta...me gusta, mucho...
    Besos cielo!

    ResponderEliminar
  5. Como bien dice tu poema, que es precioso, formamos parte de ese paisaje que nos rodea. Hermoso poema y fotografía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Sabias palabras envueltas en un bonito traje.
    Si todos nos fundiéramos con el paisaje seguro que lo respetaríamos mucho más.

    Buen finde...

    ResponderEliminar
  7. Si...pero me gustaría fundirme con el paisaje de forma más natural.
    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Preciosa fotografía acorde con la sinfonía del texto.

    Un saludp

    ResponderEliminar
  9. Estupendos las cosillas que nos dejas. Siempre un placer.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Preciosas nubes en ese cielo de ensueño, el ave le da un toque más poético, si cabe.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito, fundirse con la naturaleza, sentirla desde dentro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Un texto que realza tan bella imagen.

    ResponderEliminar

La felicidad es no tener que ir deprisa a ningún sitio